En la finca del número 85 de Floridablanca se trabaja en el patio interior, la cubierta y el vestíbulo. En los dos primeros espacios, se repica el revoco en mal estado de las paredes y se grapan las grietas mediante una varilla de acero inoxidable. Posteriormente se pintan las paredes con pintura plástica especial para exteriores, en el caso del patio interior; mientras que a la cubierta se le aplica una pintura de clorocaucho en el suelo como refuerzo a la ya existente.

Para la rehabilitación del vestíbulo y la escalera, se hacen trabajos de albañilería, carpintería y pintura en todos los elementos existentes del espacio comunitario.